Carlos

Registro Usuario

Extinción de los Alimentos

Valora este artículo
(3 votos)

 

Del análisis sistemático de la normativa, tenemos que la obligación alimenticia se extingue en los siguientes casos:

1.- Muerte del alimentario. El Código Civil establece que: Los alimentos que se deben por ley se entienden concedidos por toda la vida del alimentario, continuando las circunstancias que legitimaron la demanda. De modo que mientras subsistan las condiciones vigentes al momento en que los alimentos se dieron, la obligación alimenticia se mantiene tal cual. Pero, como vimos antes, en ningún caso más allá de la vida del alimentario, ya que hemos dicho que el derecho de alimentos no se transmite.

2.- Llegada del alimentario descendiente o hermano que no se encuentre actualmente estudiando una profesión u oficio a los veintiún años.

3.- Llegada del alimentario descendiente o hermano que se encuentre actualmente estudiando una profesión u oficio a los veintiocho años.

4.- Cuando el descendiente o hermano afectado por una incapacidad física o mental que le impida subsistir por sí mismo, y mayor de veintiún o veintiocho años según sea el caso, se rehabilite de tal incapacidad.

5.- Cuando a juicio del tribunal cesaren las circunstancias calificadas por las cuales considero indispensable mantener el derecho respecto del descendiente o hermano que no se encontraba en las hipótesis del 2, 3 o 4.

6.- Cuando alimentario incurra en causales de injuria atroz sin que su conducta pueda verse atenuada por circunstancias graves en la conducta del alimentante. El Código establece que: En el caso de injuria atroz cesará la obligación de prestar alimentos. Pero si la conducta del alimentario fuere atenuada por circunstancias graves en la conducta del alimentante, podrá el juez moderar el rigor de esta disposición.”

La injuria, en este caso, no tiene por cierto el mismo significado que el delito de sancionado penalmente, sino, según el fallo de la Corte Suprema del 22 de abril de 1946, es “todo acto  reputado contrario a derecho por la ley civil y que faculta al ofendido y en defecto de él a la ley, para castigar al ofensor con la limitación o privación de derechos señalados o establecidos por la misma ley” (R.D.J., T. 43, sec. 1ª, p. 449. Otro fallo dijo que la injuria consiste en un hecho ejecutado, o dicho proferido, en deshonra o menosprecio de otro, y que su móvil es siempre el perjuicio, molestia o daño que se trata de infringir al injuriado por motivo de venganza, odio o resentimiento: R.D.J., T. 13, 1ª, p. 33. Citado en ABELIUK Manasevich, René. La Filiación y sus Efectos. Vol I, p. 415.).

Por su parte, el inciso 2° del artículo 324 señala que: “Sólo constituyen injuria atroz las conductas descritas en el artículo 968. ….. Esta última disposición se refiere a la sucesión del difunto, y señala que: Son indignos de suceder al difunto como herederos o legatarios:

1) El que ha cometido el crimen de homicidio en la persona del difunto, o ha intervenido en este crimen por obra o consejo, o la dejo perecer pudiendo salvarla;

2) El que cometió atentado grave contra la vida, el honor o los bienes de la persona de cuya sucesión se trata, o de su cónyuge, o de cualquiera de sus ascendientes o descendientes con tal que dicho atentado se pruebe por sentencia ejecutoriada.

3) El consanguíneo dentro del sexto grado inclusive, que en estado de demencia o destitución de la persona de cuya sucesión se trata, no la socorrió pudiendo;

4) El que por fuerza o dolo obtuvo alguna disposición testamentaria del difunto, o le impidió testar;

5) El que dolosamente ha detenido u ocultado el testamento del difunto, presumiéndose dolo por el mero hecho de la detención u ocultación.     

7.- Cuando se condenare a un individuo por violación, estupro u otro delito sexual cometido en contra de un menor del que sea pariente, será privado del derecho de alimentos que eventualmente pudiera demandar de la víctima, de sus descendientes y ascendientes, según el Código Penal.

8.- Cuando desaparezca, por causa sobreviviente y de forma definitiva alguno de los requisitos del derecho, por ejemplo, cese la necesidad del alimentario o las facultades del alimentante en término de poner en riesgo sus propias necesidades básicas (este caso, es más teórico que práctico, ya que es imposible establecer con precisión las necesidades o facultades futuras de las partes, por tanto, aun cuando actualmente no se den las condiciones mencionadas, el derecho puede revivir en cualquier momento, es decir, en estricto rigor no desaparece, sino que se encuentra suspendido hasta cuando varíen las circunstancias, ya que es difícil que desaparezca en forma definitiva, la potencialidad de una necesidad o de una capacidad), o en último término cuando desaparezca el título que otorgaba el derecho, caso en que efectivamente nos encontramos ante una causal de extinción, ejemplo de lo anterior, es el divorcio, ya que desapareciendo el vínculo que une a los cónyuges, y por ende el título, no se deben alimentos las personas que estuvieron casados (artículo 60 de la Ley de Matrimonio Civil), el mismo principio puede aplicarse en el caso del ejercicio de una acción de impugnación de filiación.

9.- Cuando el titular del derecho haya tenido parte en el fraude de falso parto o suplantación de un hijo, ya que según dispone el inciso 1° del artículo 219 del Código Civil: “A ninguno de los que hayan tenido parte en el fraude de falso parto o suplantación, aprovechará en materia alguna el descubrimiento del fraude, ni aun para ejercer sobre el hijo los derechos de patria potestad, o para exigirle alimentos, o para suceder en sus bienes por causa de muerte.”

10.- Cuando el padre o madre ha abandonado al hijo en su infancia si la filiación se estableció contra la oposición del respectivo padre o madre, según el artículo 324 inciso 3º del Código Civil. Los padres que abandonaron al hijo en su infancia, carecen del derecho de alimentos como lo dispone el inciso 3º del artículo 324 del Código, en los términos que: Quedarán privados del derecho a pedir alimentos al hijo, el padre o la madre que le haya abandonado en su infancia, cuando la filiación haya debido ser establecida por medio de sentencia judicial contra su oposición (situación más exigente que la observada para la privación de los derechos del artículo 203 del Código).

Este caso, más que tratarse de una hipótesis de extinción del derecho, el derecho no llego a nacer por existir una prohibición para ello, recordemos que los alimentos se deben desde la primera demanda, y en esta situación, jamás habrá una primera demanda.

Carlos Garrido Chacana

Abogado

Visto 6601 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Desarrollado por: certificaweb.cl