Carlos

Registro Usuario

Disminución de los Alimentos

Valora este artículo
(0 votos)

 

La obligación o más propiamente la pensión podrá disminuir cuando cambien las circunstancias económicas del alimentario o alimentante, las que el juez ponderará en cada caso.

Cuando se condena al alimentante a pagar una nueva pensión de alimentos a favor de un tercero, ello no implica que pueda abstenerse de pagar la pensión a que con anterioridad había sido condenado; debe continuar pagándola hasta que la nueva sentencia judicial declare extinguida la obligación o la rebaje por haber variado las circunstancias. Ello porque el alimentante no puede hacerse justicia por sí solo.

Los alimentos forzosos pueden ser rebajados en cualquier época. Los artículos 330 y 332 inciso 1º ambos del Código Civil lo permiten. Cabe advertir, que la rebaja puede pedirse, aún cuando el juicio respectivo hubiere concluido por avenimiento, conciliación, mediación, etc. De esta forma se puede concluir, que tanto la sentencia como demás modalidades alternativas de resolución de conflictos, pueden entenderse siempre como provisorias, existiendo respecto de la segunda, una excepción al principio consagrado en el artículo 1545 del Código Civil, es decir, a la ley del contrato.

Fuera del caso anterior, tenemos que el cónyuge que ha dado causa a la separación judicial por su culpa, tendrá derecho para que el otro cónyuge lo provea de lo que necesite para su modesta sustentación; pero en este caso, el juez reglará la contribución teniendo en especial consideración la conducta que haya observado el alimentario, antes del juicio respectivo, durante su desarrollo o con posterioridad a él, según el artículo 175 del Código Civil.

Nótese que en el referido caso, se habla lisa y llanamente de “modesta sustentación” sin considerar la respectiva posición social del alimentario, por tanto, los alimentos se rebajan.

Lo anterior se encuentra en armonía con el artículo 174 del mismo Código, que señala: “El cónyuge que no haya dado causa a la separación judicial tendrá derecho a que el otro cónyuge lo provea de los alimentos según las reglas generales.”, a contrario sensu, el cónyuge que de causa a la separación, no tendrá derecho a que el otro cónyuge lo provea de alimentos de acuerdo a las reglas generales, por tanto, si se le provee se hará conforme a las especiales reglas del artículo 175 del mismo Código.

La cuestión es una señal de la protección de la buena fe. Lo dicho se encuentra en armonía o concordancia con lo señalado por el artículo 33, 34 y 35 de la Ley 19.947.

Las disposiciones señalan:

1.- Artículo 33 dispone que: “La separación judicial deja subsistentes todos los derechos y obligaciones personales que existen entre los cónyuges, ….”, no así las obligaciones de naturaleza patrimonial como los alimentos.

2.- Artículo 34 dispone que: “Por separación judicial termina la sociedad conyugal o el régimen de participación en los gananciales que hubiera existido entre los cónyuges, ….”, se encuentra en armonía con la rebaja del monto de los alimentos.

3.- Artículo 35 dispone que: “El derecho de los cónyuges a sucederse entre sí no se altera por la separación judicial. Se exceptúa el caso de aquél que hubiere dado lugar a la separación por su culpa, ….”. Si se priva del derecho a suceder que impide rebajar el monto de los alimentos.

Carlos Garrido Chacana

Abogado

Visto 1642 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Desarrollado por: certificaweb.cl