Carlos

Registro Usuario

Tribunal Competente y Procedimiento para Conocer de las Demandas de Alimentos

Valora este artículo
(0 votos)

 

            En cuanto a la competencia, nos remitimos a lo señalado con antelación, al comienzo de la obra.

Sin perjuicio de lo anterior, debemos distinguir una serie de particularidades que se presentan en el procedimiento de alimentos, y que veremos a continuación:

a.- Las causas de alimentos se conocerán conforme al procedimiento ordinario del Párrafo 4º de la Ley 19.968, artículos 55 y siguientes. Ello en virtud de lo dispuesto en el inciso 1º del artículo 1º de la Ley 14.908, en relación con el artículo 55 de la Ley 19.968.

b.- La demanda podrá omitir la indicación del domicilio del demandado si éste no se conociera. En tal caso, el tribunal procederá en conformidad a lo previsto en el artículo 23 de la Ley 19.968. Es decir, podrá procederse conforme al inciso segundo o cuarto de la citada disposición, dependiendo de si respecto del demandado “el ministro de fe encargado de la diligencia establezca cual es la habitación o lugar donde habitualmente ejerce su industria, profesión o empleo y se encuentra en el lugar del juicio” o no lo haga.

De forma de no perder certeza del domicilio del demandado, y de no tener que recurrir a lo señalado con antelación, el demandado deberá informar al tribunal todo cambio de domicilio, de empleador y de lugar en que labore o preste servicios, dentro de treinta días contados desde que el cambio se haya producido. El incumplimiento de la obligación de informar, será sancionado con una multa (a solicitud de parte) de 1 a 15 unidades tributarias mensuales, a beneficio fiscal.

c.- El juez deberá pronunciarse sobre los alimentos provisorios junto con admitir a tramitación la demanda, con el solo mérito de los documentos y antecedentes presentados. Lo anterior significa, que los alimentos provisorios serán conocidos del demandado al notificársele la demanda, por lo que tiene un plazo de cinco días para oponerse al monto decretado, presentación que se resolverá de plano o previa audiencia dentro de los diez días siguientes.

El juez que no fije alimentos provisorios junto con admitir a tramitación la demanda, incurrirá en falta o abuso, que podrá perseguirse conforme al artículo 536 del Código Orgánico de Tribunales.

Para la fijación de los alimentos provisorios, el tribunal no tiene más que los documentos o antecedentes presentados en la demanda, antecedentes y documentos que suelen ser precarios para una acertada resolución, pero como debe resolverse únicamente conforme a su mérito, en el caso que un menor, sea el que demande a su padre o madre, debemos recurrir al artículo 3 de la Ley 14.9089 para sortear tal inconveniente, de lo que resulta, que se presumirá que el alimentante tiene los medios para otorgar los alimentos (inciso 1º). En virtud de esta presunción, el monto mínimo de la pensión alimenticia que se decrete a favor de un menor alimentario no podrá ser inferior al cuarenta por ciento del ingreso mínimo remuneracional que corresponda según la edad del alimentante. Tratándose de dos o más menores, el monto de la letra anterior, no podrá ser inferior al treinta por ciento por cada uno de ellos (inciso 2º).

Como la ley no distingue, la presunción vale tanto para alimentos provisorios como definitivos.

d.- El juez también podrá acceder provisionalmente a la solicitud de aumento, rebaja o cese de pensión alimenticia, cuando estime que existen antecedentes suficientes que lo justifiquen (inciso 5º del artículo 4 de la Ley 14.908). Al igual que en el caso anterior, esto significa que la resolución del aumento, rebaja o cese provisorio de la pensión, será conocida del demandado al notificársele la demanda.

Respecto de la resolución que impone el aumento, rebaja o cese provisorio no existe posibilidad de oposición.

e.- Se podrá interponer reposición con apelación subsidiaria en contra de las resoluciones que se pronuncien sobre:

1.- Los alimentos provisorios;

2.- La concesión provisional del aumento de una pensión;

3.- La concesión provisional de la rebaja de una pensión; y

4.- La concesión provisional del cese de una pensión.

La reposición con apelación subsidiaria se concederá en el sólo efecto devolutivo y tendrá preferencia para su vista y fallo.

f.- El juez, al proveer la demanda, ordenará que el demandado acompañe, en la audiencia preparatoria:

1.- Las liquidaciones de sueldo;

2.- La copia de la declaración de impuesto a la renta del año precedente;

3.- Las copias de las boletas de honorarios emitidas durante el año en curso y

4.- Demás antecedentes que sirvan para determinar el patrimonio y capacidad económica del demandado.

En el evento que el demandado no disponga de los documentos antedichos, acompañará, o extenderá en la propia audiencia, una declaración jurada, en la cual dejará constancia de su patrimonio y capacidad económica.

La declaración de patrimonio deberá señalar el monto aproximado de sus ingresos ordinarios y extraordinarios, individualizando lo más completamente posible, si los tuviere, sus activos,  tales como bienes inmuebles, vehículos, valores, derechos en comunidades o sociedades (inciso 1º del artículo 5 de la ley).

Con el objetivo de dar cumplimiento a lo anterior, el inciso 2º del artículo, dispone que el tribunal citará al demandado a la audiencia preparatoria personalmente o representado, bajo apercibimiento del apremio establecido en el artículo 543 del Código de Procedimiento Civil.

Si el demandado no acompaña todos o algunos de los documentos a que se hizo mención en la enumeración, o si aun acompañándolos el tribunal lo estima necesario, deberá solicitar al Servicio de Impuestos Internos, a las Instituciones de Salud Previsional, a las Administradoras de Fondos de Pensiones y a cualquier otro organismo público y privado, los antecedentes que permitan acreditar la capacidad económica y patrimonio del demandado (inciso 3º del artículo 5 de la ley).

Lo dicho respecto de la presunción, es sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso 1º del artículo 7 de la ley, es decir, que el tribunal no podrá fijar como monto de la pensión una suma o porcentaje que exceda del cincuenta por ciento de las rentas del alimentante (inciso 3º del artículo 3). La salvedad que hace la ley en el inciso 3º está demás si consideramos que la presunción opera justamente porque se desconoce del monto real de las rentas del alimentante, por tanto, el cálculo del 50 % es imposible.

g.- Las medidas precautorias en estos juicios podrán decretarse por el monto y en la forma que el tribunal determine de acuerdo con las circunstancias del caso, según el inciso 1º del artículo 6 de la ley.

h.- Precaución de las conductas dolosas o fraudulentas a lo largo del procedimiento. La normativa ha pretendido proteger el procedimiento de una serie de conductas dolosas o fraudulentas que tienen por objeto perjudicar los intereses del alimentario. Dicha protección se concreta mediante la incorporación de una serie de figuras penales que restringen la intervención dolosa en el procedimiento. Ejemplos de tales figuras son los incisos 4, 5, 6 y 7 del artículo 5 de la Ley 14.908.

i.- El contenido de la sentencia tiene un especial trato en la Ley 14.908, lo mismo que la ejecución y los apremios.

Carlos Garrido Chacana

Abogado

Visto 3749 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Desarrollado por: certificaweb.cl