Carlos

Registro Usuario

Orden de Precedencia Para Demandar Alimentos

Valora este artículo
(1 Voto)

 

El Código ha reglamentado en el artículo 326 la situación que se produce cuando se tiene derecho a demandar alimentos a distintas personas, por ejemplo, una mujer casada tiene derecho a demandar alimentos a su marido (artículo 321 Nº 1), pero también a sus ascendientes (artículo 321 Nº 3); si tiene descendientes, podría demandarlos a éstos (artículo 321 Nº 2); y si hizo una donación cuantiosa, al donatario (artículo 321 Nº 5), etc.

            El artículo 326 del Código señala que: El que para pedir alimentos reúna varios títulos de los enumerados en el artículo 321 del Código, sólo podrá hacer uso de uno de ellos, en el siguiente orden:

1º El que tenga según el número 5;

2º El  que se tenga según el número 1;

3º El que se tenga según el número 2;

4º El que se tenga según el número 3;

5º El del número 4 no tendrá lugar sino a falta de todos los otros.

            Entre varios ascendientes o descendientes debe recurrirse a los de próximo grado. Entre los del mismo grado, como también entre varios obligados por un mismo título, el juez distribuirá la obligación en proporción a sus facultades. Habiendo varios alimentarios respecto de un mismo deudor, el juez distribuirá los alimentos en proporción a las necesidades de aquéllos.

            Sólo en el caso de insuficiencia de todos los obligados por el título preferente, podrá recurrirse a otro.

Como podemos ver, el orden de prelación opera sobre la base de existencia de más de un obligado y la suficiencia o no, de la capacidad del principal de ellos para satisfacer la integridad de la prestación alimenticia.

Si bien las reglas de precedencia o prelación para demandar alimentos parecen claras y suficientes, vemos que requieren de un mayor análisis en el caso de los abuelos, por lo que debemos hacer las siguientes precisiones:

1.- La Ley 14.908, nos dice que: “Cuando los alimentos decretados no fueren pagados o no fueren suficientes para solventar las necesidades del hijo, el alimentario podrá demandar a los abuelos, de conformidad con lo que establece el artículo 232 del Código Civil.” En la disposición que antecede, ante la falta o insuficiencia de pago la ley señala que se recurrirá a los abuelos, pero de acuerdo a las reglas que nos da el artículo 232.

2.- Por su parte, el Código dispone que: La obligación de alimentar al hijo que carece de bienes pasa, por la falta o insuficiencia de ambos padres, a sus abuelos, por una y otra línea conjuntamente.”En esta hipótesis, la ley supone que ambos padres no fueron habidos, o siendo demandados no pudieron satisfacer íntegramente la prestación, caso en el cual, todos los abuelos, responderán subsidiariamente de una obligación simplemente conjunta (puede demandarse a todos, pero cada uno por su respectiva cuota). En otras palabras, la hipótesis cubre los casos en que el hijo se encuentra a cargo o bajo el cuidado personal de un tercero distinto de sus padres y abuelos (el tercero puede ser una persona natural como una persona jurídica).

Como vemos, los abuelos no pueden ser demandados directamente, ya que sólo responden ante el incumplimiento íntegro o deficiente de la obligación de ambos padres, es decir, su obligación es subsidiaria, lo que se encuentra en armonía con el orden de prelación a que hacemos referencia. El problema está, en que si bien la ley señala que la obligación pasa a los abuelos por una y otra línea conjuntamente, sólo responden por su respectiva cuota, ya que como vimos, la obligación además de ser subsidiaria es simplemente conjunta.

3.- El inciso 2º del artículo 232 dispone que: “En caso de insuficiencia de uno de los padres, la obligación indicada precedentemente pasará en primer lugar a los abuelos de la línea del padre o madre que no provee; y en subsidio de éstos a los abuelos de la otra línea.” De lo expuesto se concluye que: ante la eventualidad de un padre –demandado- de capacidad económica precaria, que por lo tanto, no solventa la integridad de la necesidades de su hijo -ya que la ley habla de insuficiencia-, se dará lugar a la responsabilidad subsidiaria de los abuelos de la línea de la demandante, ya que es ella la que no provee pensión alimenticia, porque el demandado, si bien de forma insuficiente, está proveyendo. Recordemos que los padres, por regla general, deben soportar la obligación de sustento de sus hijos en proporción a sus facultades, facultades que si bien se encuentran disminuidas respecto del padre, en virtud de la subsidiaridad, debe completarse con la línea de parentesco que no concurra aún a la obligación como señala el inciso 2º del artículo 232, al disponer que: “…., la obligación indicada precedentemente pasará en primer lugar a los abuelos de la línea del padre o madre que no provee;…”

De lo anterior se concluye, que dentro de la prelación de títulos a que hace referencia el artículo 326 del Código debe entenderse una sub-prelación, que coloca dentro de este orden, en primer lugar a los abuelos de la línea del padre o madre que no concurra a la obligación, quienes subsidiaria y conjuntamente soportarán la obligación, por el saldo dejado por la insuficiencia del principal obligado y, sólo en segundo lugar, a los abuelos de la otra línea. 

“Frente a esta última conclusión, cabe preguntarse, si se puede demandar de inmediato a todos los abuelos, o si es necesario demandarlos separadamente, en el orden en que cada uno de ellos está obligado. Como los abuelos de una línea son subsidiarios de los abuelos de la otra, no creo que pueda ni sea recomendable demandar a todos en conjunto, ya que podría darse el caso de que los abuelos de la primera línea sean suficiente para satisfacer la obligación, además nos encontraríamos con la complejidad de determinar el objeto del juicio como los hechos a probar por el tribunal. Además, si bien, la experiencia indica que el principio de celeridad de los procedimientos de familia son una ventaja en ciertos casos, en la gran mayoría, dificultan más el trabajo del que tiene que probar que del que tiene que desvirtuar, más aun, cuando se agrupan personas o partes.”

Carlos Garrido Chacana

Abogado

Visto 1962 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Desarrollado por: certificaweb.cl