Carlos

Registro Usuario

Régimen de Cuidado Personal Compartido

Valora este artículo
(1 Voto)

           

          Este régimen constituye una de las principales novedades del Código Civil. De ahí que nos dice que: Si los padres viven separados podrán determinar de común acuerdo que el cuidado personal de los hijos corresponda al padre, a la madre o a ambos en forma compartida (…)”.

El Código define el cuidado personal compartido como un “régimen de vida que procura estimular la corresponsabilidad –principio al que ya nos referimos- de ambos padres que viven separados, en la crianza y educación de los hijos comunes, mediante un sistema de residencia que asegure su adecuada estabilidad y continuidad.”

En virtud de lo expuesto por la definición, es que nos queda claro que la corresponsabilidad y el cuidado personal compartido son instituciones distintas, de ahí que al momento de la discusión del proyecto de ley se haya sostenido que: “Además, dice que presenta errores conceptuales, hace sinónimos corresponsabilidad y cuidado compartido, siendo que la primera es un principio y, el segundo, fundado en ese principio, una forma de organización que ofrece diferentes modalidades como la alternancia domiciliaria o una residencia principal.” (Intervención del Diputado Gabriel Ascencio, citando a la señora Fabiola Lathrop Gómez, en la Sesión 41. Fecha 14 de junio, 2011, Página 105.).

Respecto del régimen las señoras Carmen Domínguez H. y Carmen Salinas S. manifestaron que: “(…) no niegan del todo la figura del cuidado compartido, pues si se está en presencia de las condiciones necesarias para el éxito de este modelo de custodia, puede lograr una mayor corresponsabilidad parental en la vida del hijo, pero debe tenerse presente que ello supone un contexto óptimo que no solo supone recursos personales de los padres y del hijo, que minimicen la conflictividad y permita lograr acuerdos sustentables, sino además condiciones materiales como una situación económica que permita la mantención de varias viviendas con condiciones para albergar al hijo, el vivir en zonas cercanas para que el menor no dificulte su desplazamientos habituales y no pierda sus relaciones sociales cuando está con el otro de los padres, cuestiones que advierten, es un contexto difícil de tener en Chile por variadas razones (por ej. desigualdad económica de los padres que no permite viviendas de igual calidad para ambos, domicilios distantes entre los padres, etc.).” (“Primer Informe de la Comisión de Familia Referido a dos Proyectos de Ley que Modifican Normas del Código Civil en Materia de Cuidado Personal de los Hijos, Boletines, Nº 5917-18 y 7007-18 refundidos”. Páginas 48 y 49.).

En cuanto a la residencia del hijo bajo este sistema, es necesario contar con un abanico de posibilidades que permitan reforzar el principio de corresponsabilidad de ambos padres, tales como la designación de un progenitor residente principal, la residencia alternativa en el domicilio de cada padre u otra forma que pueda satisfacer el derecho del hijo a ser oído y la unidad familiar, mediante su compatibilización con los intereses individuales de los integrantes de la familia según un resumen de lo expuesto en su momento al discutir el proyecto de ley que llevó a la consagración de la institución del cuidado personal compartido.

Carlos Garrido Chacana

Abogado

Visto 1919 veces
Inicia sesión para enviar comentarios
Desarrollado por: certificaweb.cl