Carlos

Registro Usuario

Generalidades en torno al concepto de Familia

Valora este artículo
(1 Voto)

Como señala un reconocido autor, “La familia constituye una realidad anterior al derecho y, en cuanto tal, representa una realidad que, originalmente, no depende del derecho, sino que está directamente vinculada con las sociedades en las cuales se presenta” (BARRIENTOS Grandon, Javier y NOVALES Alquézar, Aranzazu. Nuevo Derecho Matrimonial Chileno. 1ª ed. Santiago, Chile, Lexis Nexis. 2004, página 3). Como en nuestra legislación no existe una definición expresa de familia, Marco Antonio Sepúlveda, ha optado por decir, que: en “(…) términos amplios, se habla de familia para referirse a las personas que moran bajo un mismo techo, sometidas a la dirección y recursos del jefe de casa; concepto que, más bien, corresponde a su sentido vulgar. En cambio, en un sentido restringido, sólo se incluye a los cónyuges y a los hijos. Sin perjuicio de todo lo anterior, jurídicamente, el concepto más aceptado por la doctrina es aquel que considera a la familia como un conjunto de individuos unidos por vínculo de matrimonio o de parentesco.”

Es evidente que hasta antes de la Ley de Violencia Intrafamiliar la normativa era suficientes para definir jurídicamente lo que debe entenderse por familia, ya que no se daban directrices prácticas eficientes para ello, cuestión que de cierta forma se corrigió por medio de tal cuerpo legal al definir los actos de violencia intrafamiliar como “(…) todo maltrato que afecte la vida o la integridad física o psíquica de quien tenga o haya tenido la calidad de cónyuge del ofensor o una relación de convivencia con él; o sea pariente por consanguinidad o por afinidad en toda la línea recta o en la colateral hasta el tercer grado inclusive, del ofensor o de su cónyuge o de su actual conviviente. También habrá violencia intrafamiliar cuando la conducta referida en el inciso precedente ocurra entre los padres de un hijo común, o recaiga sobre persona menor de edad, adulto mayor o discapacitada que se encuentre bajo el cuidado o dependencia de cualquiera de los integrantes del grupo familiar.” Como vemos, la protección legal que se otorga por medio de la ley en referencia tiene un carácter extensivo, ya que de cierto modo, nos está diciendo que se considerará familia de una persona a: 1. Cónyuge, ex-cónyuge, conviviente y ex-conviviente. 2. Parientes por consanguinidad o por afinidad en toda la línea recta o en la colateral hasta tercer grado inclusive de esa persona, de cónyuge de esa persona o del actual conviviente de esa persona. 3. A la persona con la cual se tiene un hijo en común. Si bien la disposición protege a más personas, también reconoce expresamente, que tal protección se debe al hecho que ellas se encuentran bajo el cuidado o dependencia de un integrante del grupo familiar, lo que significa, que los protegidos no lo son.

En el número 1, al considerar familia al cónyuge y conviviente, no se hace más que reflejar la realidad actual del concepto, pero al hacerlo respecto de ex-cónyuge o ex-conviviente, su finalidad es más de protección social que familiar, ya que entre otras cosas, la familia se distingue por un proyecto común, y tal proyecto en el caso de éstos últimos, no existe. En el número 2 existe el inconveniente de que el parentesco por afinidad (parentesco que una persona tiene con los parientes de su cónyuge, suegra o cuñado, por ejemplo) no se extingue con la muerte ni con el divorcio, lo que significa que los parientes por consanguinidad del ex-cónyuge del cónyuge o conviviente, siguen siendo parientes por afinidad de ese cónyuge o conviviente, en consecuencia son considerados familia de la persona con quien se case o mantenga relación de convivencia. En el caso del número 3, al considerar familia a una persona con la cual se tiene un hijo, en teoría, se atiende más al interés superior teórico de ese hijo, por tanto, es una ficción que dudoso resultado tendrá en la práctica.

En virtud de lo anterior, y como conclusión, creo que no se ha planteado aún, un concepto asimilable por la mayor parte de la doctrina, de ahí que a juicio personal, sin perjuicio de la real trascendencia del concepto, lo que actualmente debe entenderse por familia, es el conjunto de personas que unidas principalmente por un vínculo de matrimonio, convivencia, parentesco y/o adopción, persigue un proyecto común que tiende a la mayor realización individual y conjunta de sus miembros, desde los punto de vista espiritual y material.

Carlos Garrido Chacana

Abogado

Visto 2428 veces
Más en esta categoría: Derecho de Familia »
Inicia sesión para enviar comentarios
Desarrollado por: certificaweb.cl